Artroscopia de hombro

Artroscopia de hombro

 

El hombro se mueve en más direcciones y en mayor medida que cualquier otra articulación del cuerpo, pero debido a que realiza tantos movimientos, el hombro es vulnerable al estrés y a las lesiones. Los ligamentos mantienen unido el hombro por lo que los tejidos estirados o rotos hacen que el hombro se debilite y se produzcan afecciones del hombro, como el síndrome de pinzamiento de la bursitis y las lesiones del manguito de los retadores, pueden causar dolor rigidez y debilidad el hombro, puede sentirse inestable y es posible que tenga dificultades para realizar sus actividades habituales.

La mayoría de las afecciones del hombro se curan con tratamiento médico, reposo y rehabilitación; sin embargo, se recomienda la artroscopia de hombro cuando dichos tratamientos brindan un alivio mínimo o nulo. 

 La cirugía artroscópica, utiliza un artroscopio como instrumento para visualizar la articulación, realizar reparaciones quirúrgicas o eliminar el tejido y el hueso dañados sin tener que abrir la articulación. 

Esto reduce el riesgo de infección, dolor y sangrado. Echemos un vistazo a una cirugía artroscópica de hombro. Para comenzar se hacen varias incisiones pequeñas, luego se expande el espacio articular con una solución salina estéril, se inserta el artroscopio, se puede reposicionar para ver la articulación desde diferentes ángulos, luego se insertan instrumentos quirúrgicos a través de las pequeñas incisiones, guiados por imágenes enviadas a una pantalla de video, el cirujano extrae cuidadosamente el tejido dañado o lo repara si está indicado. Las incisiones son tan pequeñas que simplemente requieren una sutura y se cubren con un vendaje. 

 Después de su cirugía, los terapeutas lo ayudarán suavemente a mover el brazo al principio y luego avanzará a ejercicios de fortalecimiento. Su hombro necesitará varias semanas para sanar, su recuperación dependerá de su condición física y de la cirugía que tenga, su médico le dirá cuánto tiempo esperar. En general, la cirugía artroscópica de hombro requiere un tiempo de recuperación más corto que la cirugía de articulación abierta. La mayoría de las personas obtienen excelentes resultados.

 

¿Qué debes esperar después de una Cirugía de Hombro?

 

 ¿Qué debe de esperar el paciente después de una cirugía de hombro?, en cirugía de hombro cómo sabemos, lleva como objetivo principal, resolver una de las lesiones más frecuentes que  es la lesión del manguito rotador, los tendones que rodean y generan el movimiento del húmero alrededor de la escápula qué es el hueso que está atrás del tórax. Pues lo más frecuente es que este tendón se rompa se desgarre y que tengamos que repararlo, hacer una plastia ya sea artroscopia o abierta a través de un ancla que se coloca en el hueso y con las suturas se vuelve a colocar el tendón en una cama ósea, con el objeto de que ahí cicatrice, es lo que respecta básicamente a la cirugía, sin embargo está cicatrización del tendón, esa cama ósea en ese lecho donde se debrida para poder generar una un hematoma a partir del cual los fibroblastos van a generar esa cicatriz. 

Está estudiado que ese proceso de cicatrización, lleva no menos de 12 semanas entre 8 y 12 semanas, de manera que no es solamente el proceso de la cirugía en sí, posterior a lo cual nosotros tendremos la recuperación completa de esa extremidad de ese brazo, es necesario que esperemos ese tiempo en una fase progresiva y evolutiva, para poder finalmente llegar a la cicatrización, enseguida se hará terapia física y ese proceso de terapia física es importante, principalmente en las primeras 3 o 4 semanas donde el paciente tiene que conceptualizar el hecho de que debe de tener en reposo el brazo, debe disminuir la actividad de ese brazo, el uso de ese brazo con ejercicios  muy puntuales, con objeto de poder y lograr esa primera fase de cicatrización o de adhesión de lo que es el tendón al hueso, para posteriormente empezar con una segunda fase dónde empezará a hacer ya movilidad activa, la primer fase le llamamos actividad pasiva, la segunda fase es una movilidad activa al principito asistida por el mismo paciente o a través de una polea, de un bastón o de un terapeuta, para finalmente alcanzar la tercera fase en el proceso de recuperación de la fuerza del músculo y del movimiento completo.

Cómo ven, este proceso lleva un tiempo de espera mínimo de 3 meses para poder utilizar el brazo de la manera habitual, en las actividades propias de la vida diaria, eso puede ser entre la segunda y la cuarta semana, pero ya sea para efectos laborales y deportivos calculamos entre 3 y 6 meses, es el promedio en el que esté cicatrizado el hueso, nos va permitir recuperar la función de ese brazo sin dolor, esto es lo que cabe esperar, después de una cirugía de hombro.